@rechtdaniel contesta

¿Cómo surge la idea del viaje?

En mi caso todo empieza en la navidad del 2016. En realidad un poco antes… Me encontraba en España haciendo temporada en Ibiza. Ya con pasaje para Australia y con la idea fija en la cabeza de querer recorrer el país en una motorhome en cuanto pudiera.

Todavía en España, un buen día olvido mi billetera en la playa, perdiendo así todos mis documentos, incluyendo mi licencia de conducir. Mientras organizaba todo para volar hacia Australia hice todo esfuerzo como para poder tramitar un duplicado pero todo intento fue en vano. Tenía que ser presencial y en Buenos Aires.

La idea del motorhome se iba desvaneciendo. Tenía claro de que no iba a sentarme a sacar una nueva licencia en Australia y que aquello era una señal que me estaba dando la vida. Tenía que pensar en un plan B. Esa navidad recibo como obsequio de mi hermana un libro llamado “Australia sobre ruedas”, escrito por Iván Faure. Un español que cuenta en el mismo su experiencia viajando en bicicleta desde Perth hacia Sydney.

Ya había realizado una primer experiencia cicloturista en el 2015, recorriendo 400 kilómetros por la costa de Uruguay. Esto le terminó de dar sentido a todo para mí e hizo que llegara a Australia con el plan de recorrerla en bicicleta.

¿Porqué Australia?

Australia siempre me llamó la atención. De chico y como muchos de mi edad seguro, influenciado por el cazador de cocodrilos. Ya mayor, me atraía la idea de saber lo que significaba vivir en un país donde las cosas supuestamente funcionaban. Al menos esa era la percepción que tenía a partir de experiencias vividas por amigos. Viví 9 meses trabajando en la ciudad de Sydney y pude corroborar esto.

Primero la idea era recorrer desde Perth hasta Sydney. Luego la ruta se alargó y llegaba a Cairns hasta terminar siendo la vuelta completa. Esto porque a medida que iba investigando, me iba dando cuenta que había más y más lugares que quería conocer y porque se iba sumando gente al baile, cosa que me daba aún más confianza a la hora de pensar en recorrerla en su totalidad. Primero fue Aleix, a quien conocí trabajando. Los dos haciamos delivery de comida en bicicleta en ese entonces y coincidimos haciendo una entrega a la misma persona al mismo tiempo, en uno de esos encuentros locos de la vida. Luego Franco mi hermano, que siempre fue un adicto de la bicicleta. Siempre hablamos para ponernos al día y me contaba que no la estaba pasando bien en la ciudad, que solo quería andar en bicicleta por el mundo. Obviamente, lo convencí para hacerlo juntos. Y más tarde se sumo Maxo, que un buen día me sorprendió con un llamado y me dijo que le encantaba la idea y quería sumarse para ayudar a documentar el viaje.

Lo que más me llama es que considero que es un país aún poco explorado. Rutas y paisajes infinitos que invitan a la constante reflexión y a encontrarse con uno mismo. El tema historia también es un punto. Australia como tal tiene apenas unos 116 años. Antes de la colonización, fue habitada por más de 40 mil años por los Aborígenes que hoy viven una situación más que adversa. Vivencie esto en todo ese primer viaje por el Territorio Norte. Aprender y conocer más de ellos y su historia es algo que también me atrae muchísimo. Por otro lado, el Australiano es muy amigable con el turismo. En las rutas uno se encuentra constantemente con viajeros dispuestos a ayudar. En nuestra primer experiencia por el Outback, donde pedaleamos bajo temperaturas extremas y con poco acceso a agua, esto fue algo que nos llamó poderosamente la atención. Autos frenaban incluso sin haber recibido seña alguna nuestra para preguntarnos si estábamos bien o necesitábamos algo. Siendo esta la primer experiencia de larga distancia, no es un dato menor.

“Por algún lado hay que empezar” me decía siempre mi hermano Franco y concuerdo, por lo que me gusta reformular la pregunta… ¿Porqué no Australia?

¿Qué buscas con el proyecto? ¿Cual es tu rol ?

Un montón de cosas. Empezaría por las intenciones personales… Lo veo como un retiro espiritual, un viaje para aprender de la vida y sus simplicidades. Hacerme más fuerte a partir de la superación de las adversidades que se presentan día a día en este tipo de viaje. Aprender a vivir felíz con lo mínimo e indispensable y lograr esa conexión terrenal que trabajando en una oficina no se conseguir.

En cuanto al proyecto en sí, lo contemplo como la comunión de todo lo que me gusta.  Pasé mi infancia en las montañas. Nuestras vacaciones siempre se trataron de caminatas, camping y aventura. Esto hizo que de grande siempre tuviera ese espíritu aventurero presente, las ganas de viajar y explorar el mundo. Por el otro lado, me forme en la comunicación que es lo que me apasiona. Pensar en ideas y piezas creativas es lo que me gusta hacer. Es por eso que no es simplemente un viaje, es un proyecto. Unas ganas de adoptar un estilo de vida para poder alcanzar el deseo último que es recorrer el mundo.

Con Bikings busco vivir como me gusta, haciendo lo que sé hacer y me apasiona. 

Mi rol es todo lo que involucra la comunicación del viaje. Desde el diseño, la formulación de los textos, las redes, el armado de las presentaciones para buscar marcas interesadas, hablar con dichas marcas y pensar en ideas para desarrollar durante el viaje.  

¿Qué tipo de preparación llevas a cabo?

Llegue a Australia en el 2016 sabiendo ya que es lo que iba a hacer. Por eso lo primero que hice fue buscar un trabajo que me permitiera hacer dinero y entrenar a la vez. Trabaje durante 8 meses haciendo repartos en bicicleta. Básicamente me la pasaba más arriba de la bicicleta que caminando o haciendo cualquier otra cosa. Mi último mes y antes de volverme para la Argentina hicimos junto con Aleix un viaje piloto por el Outback australiano, en el territorio norte. Estas dos experiencias me ayudaron muchísimo para el físico. La segunda, me preparo mentalmente.

Después de volver a la Argentina para las fiestas, volé con mi bicicleta a Costa Rica. Viví allí unos 6 meses donde hice una experiencia laboral en una agencia de publicidad digital. Pasar de andar todos los días a hacerlo los días que no lloviera ( la época de lluvias dura 8 meses en San José y es cuestión de todos los días, sin excepciones ) y saliera de la oficina lo hicieron más difícil pero siempre me mantuve entrenando en cuanto pude.  Estando allí, tuve la oportunidad de viajar a Cuba por 10 días y realizar otra experiencia cicloturista de casi 500 km por la isla. 

Hoy de nuevo radicado en Argentina, salgo a andar en bicicleta casi que todos los días como para mantener el ritmo. Creo igual que lo más importante está en la cabeza. Tuve la suerte y agrado de realizar 3 experiencias cicloturistas previas y esto te da un poco de noción de lo que se va a enfrentar. Será cuestión de empezar tranquilos e ir siendo pacientes con el cuerpo: escucharlo y respetarlo.

¿Qué sacrificios comprende un proyecto tal ?

Como todo proyecto nuevo, hay muchas etapas. Hoy nos encontramos compartiendo esta entrevista pero hubo todo un trabajo detrás hasta llegar a esta acá. Desde el planificado de la ruta, el comunicarnos diariamente para hablar con marcas y ver si les interesaba apoyarnos, el armado de la web, textos, editar videos, fotos. Muchos meses de trabajo y esfuerzo. Siendo 4 los involucrados, todo esfuerzo es doble. Sumado a eso, estuvimos mucho tiempo cada uno en distintas partes del mundo. Ponernos de acuerdo para hacer videollamadas  fue siempre un tema.

En cuanto al viaje, personalmente no lo veo como un sacrificio. Solo sueño con estar en Perth y sentir esa libertad al dar la primer pedaleada sobre el asfalto. No siento estar dejando algo detrás. Al contrario, siento que estoy yendo hacia algo: algo nuevo y mágico. Todo lo que el viaje comprende en cuanto a cambios de hábitos lo contemplo con entusiasmo y como parte del paquete, no como sacrificio.

¿Qué sería para vos un viaje exitoso?

Creo que se pueden planear y prever millones de cosas pero en una aventura de estas caracteristicas siempre van a surgir nuevos retos y situaciones donde uno va a tener que formarse de cero y en el momento para poder superarlas. El éxito lo veo más bien como el estar bien conmigo mismo, el grupo y ser fiel siempre a la convicción de estar haciendo esto porque es en este momento lo que quiero y me hace vibrar. Si en un momento siento lo contrario será momento de replantearme las cosas.

¿Tenes miedos al respecto? ¿Cuales?

Mis miedos pasan hoy por temas de logísticas más que nada. Todas cosas que se van resolviendo en el día a día. Pero personalmente y hacia con el viaje diría que no siento tipo de miedo alguno. Bueno quizás sí, miedo a las serpientes.

¿Cuales serán para vos las claves para poder concluir el viaje?

Obviamente estar bien preparados físicamente pesa y mucho pero creo que el tema principal es la cabeza. Vamos a estar todos los días a la merced de la naturaleza y sus cambios aleatorios y hay que ser muy fuerte para no quebrarse ante las adversidades. El clima que existe en Australia y los insectos es otro punto no menor.

Son muchos meses de levantarse todos los días y dar el máximo. Física y mentalmente. Un día a día que a veces puede ser rutinario, enfrentando paisajes bastante monótonos en largos tramos.

La unión y el apoyo entre todos los del equipo será clave. Necesitamos estar todos en la misma página siempre, remando hacia el mismo lado. Si uno se cae, hacer todo lo que se pueda para levantarlo. El espíritu humano y la unión del grupo diría que es lo más importante.

¿Qué expectativas tenés para con el grupo?

Las mejores. Valoro a cada uno de los que conformamos este proyecto. Como personas y como profesionales. No es fácil encontrar 4 amigos se junten y anhelen con las mismas ganas enfrentar un desafío de estas características juntos. Eso significa un montón y está buenísimo. Los tres tiene una luz propia y valores humanos increíbles y siento que junto a ellos aprenderé un montón.

¿Qué piensan tus pares sobre la decisión ?

Seguro que muchos deben pensar que estamos locos. Lo que me contenta y motiva siempre es que al compartirlo con la gente, la mayoría se alegra y muchos quieren sumarse. Tengo miles de amigos que conocí en Australia y amigos en Argentina que me dicen que se van a sumar en alguna etapa. Para mi eso sería un sueño.

¿Cual es el futuro de Bikings?

Primero hay que dar el primer paso, que es vivir este viaje y aventura. Todo lo demás es fantasía, que las tengo obviamente, pero hoy me enfoco más en la realidad y en lo cercano. En dar lo mejor de mí para con el grupo y hacer todo lo posible y que esté a nuestro alcance para que este proyecto se de y salga adelante.

6 Comments

  1. Howdy I am so grateful I found your website, I really found you by error,
    while I was looking on Yahoo for something else, Regardless I am here now and would just
    like to say thanks for a tremendous post and a all round exciting blog (I
    also love the theme/design), I don’t have time
    to browse it all at the moment but I have bookmarked it and also added in your RSS feeds, so when I have time I will be back
    to read much more, Please do keep up the superb jo.

  2. This is very attention-grabbing, You’re a very professional blogger.
    I have joined your rss feed and look ahead to in quest of more of your wonderful
    post. Also, I’ve shared your website in my social networks

Post A Comment